03-06-2006

CACHIMBA (2004)

Que refrescante es cuando encuentras un película bien chilena, entre tanto bombardeo yanqui. Donde todo lo que ves te parece familiar, el tesito con pan con mantequilla, la micro en el centro de Santiago y por supuesto, el escenario principal, que podría haber sido Valpo, pero no! Cartagena!

La vi por primera vez, recién este lunes en el ciclo de cine chileno de TVN (muy bueno), ojo! siempre veo las películas tarde, prefiero verlas con los míos en mi casa, que con un montón de extraños en una silla incómoda.

Esta película pegó por el nombre, porque todo el mundo se esperaba un “sexo con amor 2”, donde se vieran puras…cachimbas!. Pero no! Es una historia de amor, de amor de pareja, de amor a la vida y de amor al arte.

Lo lindo de estas películas es que cuando las ves puedes decir “yo estuve ahí!”, porque salen lugares por los que pasas todos los días y que en la tele se ven tan re lindos! La Alameda y Providencia, claro hubiera sido más perfecta si hubiera sido el puerto lindo en vez de Cartagena, pero como estuve convencida de que era Valpo todo el rato, fué como si lo fuera, (hasta que hoy un nativo rompió mi burbuja).

El protagonista un viejo con cara de pendejo, o un joven tiradito a menos, Marco, no podría decir con exactitud que edad tendría este personaje. Una actuación buenísima de Pablo Swarz, que seguramente es gay porque todos los actores talentosos lo son. Después está su amada, una gordita bien insegura, de las que “llenan” chile, porque son muuuuuuuuy amorosas, pero que no “cachan” nada. Esta parejita tiene el típico problemita del chileno que no tiene “donde”.

Este viejo chico Marco, lucha por defender el patrimonio artístico chileno (una que es artisshhta), llega a Cartagena con su novia buscando “donde” y encuentra un museo viejo, que cuida un curaito, donde hay pinturas de un artista conocido ni en su casa y trata de darle el reconocimiento póstumo, que cree que se merece.

A todo esto…la película se llama cachimba, no porque los protagonistas no tenian “donde”, sino porque una de las obras del pintor se llamaba así. Aaaaaaaaaa! Era una pintura estilo Dalí criollo, mezclado con Escher, haaaaay si sabe ella! Que fue la pintura que mas le gustó al protagonista y que vendría a ser la imagen marquetera de la película, claro sin el trasero descomunal de la Mariana Loyola, trasero 100% real, muérete JLo!



Por supuesto están los personajes buenos, que son feos, sin plata y llenos de dramas. Y los personajes malos, que son más feos y más viejos pero con plata, que tratan de robarle el museo al viejo curao y el sueño al viejo chico, ¡Cuál de los dos más pavo!. Lo que al final, no les resulta, porque el viejo curao no eran tan pavo, y el viejo chico tampoco.

Final feliz, el viejo curao era realmente el pintor encubierto y el viejo chico con su foquita gorda se quedan con el museo y finalmente tienen “donde”. Tan tan!

Nota: Los nombres de los personajes se mantuvieron en el anonimato producto de que la reportera padece un grave caso de Alzheimer. Lo que posiblemente sucederá en los próximos artículos. A si! El director es Silvio Caiozzi!

Para ver: En Santiago cuando hace frio y te imaginas que Cartagena es Valpo!.

5 comentarios:

aluap (o autoexiliada en blogspot) dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA

pero no contís el final po!!!!

Aunq filo, pq no veo películas chilenas, me aburro, aunq reconozco q me reí mucho con el chacotero, sexo con amor y taxi para 3 (pucha q he visto hartas). La Mariana Loyola engordó como pavo de Navidad pa esta peli y NUNCA LOS PUDO BAJAR aunq le prometieron dieta y lipo. La loca como q cagó pa siempre.

david dijo...

en realidad no me gusta el cine chileeeno
parece teatro como actuan los sujetos
ademas siempre son lso mismos, en verdad estoy aburrido de verles las caras



saludos

Marisopa dijo...

pero como a nadie le gustan las peliculas chilenas???? Pero si lo rico es ver los lugares que salen, no las actuaciones, porque hasta para la vida diaria actuamos mal! Con eso no hay caso! Vean más pelis buenas o malas

Carola dijo...

jajajaja, estoy cagá de la risa con lo de que Pablo Schwarz debe ser gay porque todos los buenos actores lo soy. Es más, por tu culpa ahora voy a mirar con cara de desilusión a todos los minos MINOS que actúan. Snif.

Ah, pero no se trata de que sea chilena la película. Les aseguro que eso no debería importar tanto. Lo que sí es un tema es el mal gusto de la- que-no-sale-durante-la-semana: primero odias a Johny Depp y ahora resulta que encontraste chistosa Taxi para 3. Loca, autopitúfate, cómo llegaste a entender qué decían en esa película!!!

Saludos

cristina dijo...

Yo soy de españa y ayer vi la peli, no la pude terminar de ver. Me aburria mucho. Los paisajes bonitos pero las escenas interminables... y el prota habla tanto y tan seguido que llega a ser soporifero.